Saltar al contenido.

Vida y obras del beato Manuel González García

4 enero 2010

El beato Manuel González García, obispo de Málaga y de Palencia, fue una figura significativa y relevante de la Iglesia española durante la primera mitad del siglo XX.

Lee su biografía completa

El cuarto de cinco hermanos, nació en Sevilla el 25 de febrero de 1877, en el seno de una familia humilde y profundamente religiosa. La vivencia cristiana de sus padres y el buen ejemplo de sacerdotes le llevaron a descubrir su vocación.

El 21 de septiembre de 1901 recibió la ordenación sacerdotal de manos del beato cardenal Marcelo Spínola.

Encuentro con Jesús Eucaristía abandonado

El 2 de febrero de 1902, llega a Palomares del Río, en Sevilla, donde había sido enviado a predicar una misión. Allí Dios le marcó con la gracia que determinaría su vida sacerdotal. Al llegar a la Iglesia quedó impactado ante el Sagrario, que encuentra en total abandono. Y también percibe las consecuencias en la vida de la gente cuando prescinde del manantial de vida que es Cristo en la Eucaristía. Él mismo describe esta experiencia. Después de escuchar las desalentadoras perspectivas que para la misión le presentó el sacristán, dice: “Me fui derecho al Sagrario… Y ¡qué Sagrario, Dios mío! ¡Qué esfuerzos tuvieron que hacer allí mi fe y mi valor para no salir corriendo para mi casa! Pero, no huí. Allí de rodillas mi fe veía a un Jesús tan callado, tan paciente, tan bueno, que me miraba, que me decía mucho y me pedía más. Una mirada en la que se reflejaba todo lo triste del Evangelio. La mirada de Jesucristo en esos Sagrarios es una mirada que se clava en el alma y no se olvida nunca. Esta experiencia fue para mí el punto de partida para ver, entender y sentir todo mi ministerio sacerdotal”.

Arcipreste de Huelva y fundación de la UNER

En 1905 es destinado a Huelva. Se encontró con una situación de notable indiferencia religiosa, pero su amor e ingenio abrieron caminos para reavivar pacientemente la vida cristiana. Siendo párroco de la parroquia de San Pedro y arcipreste de Huelva, se preocupó también de la situación de las familias necesitadas y de los niños, para los que fundó escuelas. Por entonces publicó el primero de sus numerosos libros: Lo que puede un cura hoy, que se convirtió en punto de referencia para los sacerdotes.

El 4 de marzo de 1910 ante un grupo de fieles colaboradoras en su actividad apostólica, derramó el gran anhelo de su corazón. Así nos lo narra: “Permitidme que, yo que invoco muchas veces la solicitud de vuestra caridad en favor de los niños pobres y de todos los pobres abandonados, invoque hoy vuestra atención y vuestra cooperación en favor del más abandonado de todos los pobres: el Santísimo Sacramento. Os pido una limosna de cariño para Jesucristo Sacramentado”.

Así nació la Obra de las Marías de los Sagrarios, hoy conocida como Unión Eucarística Reparadora. Por tanto, el 4 de marzo de 2010 se celebrarán los 100 años de su fundación. Durante este siglo la Familia Eucarística Reparadora se extendió rápidamente y Don Manuel abrió camino, sucesivamente, a las distintas ramas que la conforman:

• Laicos: Marías y Discípulos de San Juan

• Niños: Reparación Infantil Eucarística

• Sacerdotes: Misioneros Eucarísticos Diocesanos (que no llegaron a consolidarse por la situación política española de aquel tiempo)

• Congregación Religiosa: Misioneras Eucarísticas de Nazaret (en cuya Casa Generalicia se está celebrando esta Misa)

• Laicas consagradas: Institución de Misioneras Eucarísticas Seglares

• Jóvenes: Juventud Eucarística Reparadora

El carisma de estas fundaciones de Don Manuel es dedicar toda la vida y las obras para colaborar en la obra redentora de Cristo, a través de una espiritualidad eucarística. Esto se plasma en la vivencia de un “plus de amor”, que Don Manuel expresa con la palabra compañía: “Dar y buscar compañía a Jesús Eucaristía”. Compañía que lleve a un compromiso por un mundo más justo y evangélico, más lleno de amor a Dios, a evangelizar desde el gran misterio de fe y amor que es la Eucaristía. Don Manuel expresa toda esta acción evangelizadora, con un verbo: eucaristizar, es decir, “acercar a todos los hombres al Corazón de Cristo en la Eucaristía, para que vivan de la vida que de ahí brota”.

El obispo de Málaga y su nuevo seminario

La entrega generosa de Don Manuel y su vivencia auténtica del sacerdocio son, sin duda, el motivo de la confianza que el Papa deposita en él, nombrándolo Obispo de Málaga en 1916.

Como pastor de la diócesis malagueña inició su misión tomando contacto con el pueblo que se le había encomendado para conocer sus necesidades. Al igual que en Huelva potenció las escuelas y catequesis parroquiales, practicó la predicación callejera, conversando con todo el que se encontraba de camino y descubrió que la necesidad más urgente era la de sacerdotes. Constata la lamentable situación del seminario y con una confianza sin límites en la mano providente del Corazón de Jesús, emprendió la construcción de un nuevo seminario que reuniese las condiciones necesarias para formar sacerdotes sanos humana, espiritual, pastoral e intelectualmente. Sueña y proyecta “un seminario sustancialmente eucarístico. En el que la Eucaristía fuera: en el orden pedagógico, el más eficaz, estímulo; en el científico, el primer maestro y la primera asignatura; en el disciplinar el más vigilante inspector; en el ascético el modelo más vivo; en el económico la gran providencia; y en el arquitectónico la piedra angular”.

Sus últimos años

En 1931, con la llegada de la República a España su situación se hace delicada, le incendian el palacio episcopal y se traslada a Gibraltar para no poner en peligro la vida de quienes lo acogen. Desde 1932 rige su diócesis desde Madrid, y en 1935 es nombrado Obispo de Palencia donde entregó los últimos años de su ministerio episcopal.

Murió el 4 de enero de 1940 y fue enterrado en la Catedral de Palencia, donde podemos leer el epitafio que él mismo escribió: “Pido ser enterrado junto a un Sagrario, para que mis huesos, después de muerto, como mi lengua y mi pluma en vida, estén siempre diciendo a los que pasen: ¡Ahí está Jesús! ¡Ahí está! ¡No lo dejéis abandonado!”.

Fue beatificado por S.S. Juan Pablo II en Roma, en abril de 2001. En octubre de 2009 se ha iniciado en Madrid el proceso diocesano por un presunto milagro atribuido a su intercesión que podría llevarlo a la canonización.

Sus escritos

También hay que destacar, durante todos los años de su actividad pastoral, la profusión de sus escritos. Con estilo profundo, ágil y lleno de gracia andaluza transmitió el amor a la Eucaristía, introdujo en la oración, formó catequistas, guió a los sacerdotes. Entre sus libros sobresalen El abandono de los Sagrarios Acompañados, Oremos en el Sagrario como se oraba en el Evangelio, Artes para ser apóstol, La gracia en la educación, Arte y Liturgia, etc.

Además, fue un gran exponente de la prensa católica de principios del siglo XX con la creación de la revista “El Granito de Arena”, que se sigue propagando desde hace más de 100 años.

La Casa Generalicia de las Misioneras Eucarísticas

La Misa de este domingo 3 de enero se emite desde Madrid, en la Capilla de la Sagrada Familia donde residen las Misioneras Eucarísticas de Nazaret. Desde esta Casa Generalicia se coordinan y promueven todas las actividades que desarrolla la Congregación en Europa (España, Italia y Portugal) y Latinoamérica (México, Perú, Venezuela, Argentina y Ecuador).

Su tarea eucaristizadora, en misión compartida con los laicos, adquiere diversas formas de actividad apostólica: catequesis parroquial, escuelas de oración; misiones eucarísticas; visitas a los pueblos, colaboración con los párrocos, según las necesidades del lugar; formación litúrgica; delegaciones de pastoral; casas de espiritualidad; obradores litúrgicos y librerías; residencia de jóvenes; comedor de niños pobres; fondo solidario; clases de religión, proyectos de promoción social en Latinoamérica y otras actividades. Todo ello vivido con un espíritu reparador, con el deseo –en palabras de D. Manuel– de “renovar la vida cristiana a través de una profunda vivencia del misterio eucarístico”.

About these ads
9 comentarios leave one →
  1. 21 marzo 2013 09:23

    Puedes contactar con nuestra editorial El Granito de Arena: editorial@elgranitodearena.com

  2. Ena Alvarez Enlace permanente
    21 marzo 2013 05:37

    Hola yo qusiera saber como se llama el librito minatura del beato Sr. Manuel Gonzalez de Visita a la eucaristia para obtenerlo, el nomre no lo se y es importante, gracias Ena Alvarez.

  3. MARIA AIDA MORALES AMPARAN Enlace permanente
    5 octubre 2010 22:44

    actualmente estoy leyendo un libro del beato manuel gonzalez y estoy fascinada por la gran espiritualidad y sentimiento que demuestra a traves de sus escritos de profundo amor al sagrario, debo decir que en lo personal me ha ayudado mucho, desearia encontrar mas libros de el aqui en mexico, pudieran decirme en donde vivo en la frontera con los E stados Unidos. concretamente en Baja California gracias.

  4. Ana Pianetti Enlace permanente
    4 septiembre 2010 03:36

    que hermosa vida, yo estoy leyendo unlibro suyo porque soy docente… y la verdad que me cambió muchisimos conceptos.. es un genio de la pluma y de la pedagogía!!!

  5. Emilia Mendoza Enlace permanente
    8 mayo 2010 16:10

    ES EXTRAORDINARIA LA VIDA DEL BEATO DON MANUEL GONZÁLEZ, DEBEMOS IMITARLO EN SU AMOR A JESÚS SACRAMENTADO.

  6. anyely valentina Enlace permanente
    27 abril 2010 02:45

    ummm mas fino… cuando yo estaba en 6to gardo cosa que fue el año pasado, hice mi proyecto sobre la vida y hobra de don manuel…. fue tam linda esa experincia…… a demas pertenesco a la UNER DE CARAYACA… y estoy en la rama PRE JER DE CARAYA…. yo no sabia que la historia del BEATO era htam linda…..

  7. anyely valentina Enlace permanente
    27 abril 2010 02:41

    ummmm mas fino, cuando yo estaba en 6to gardo eso fue el año pasado hice um proyecto sobre el beato…… fue tam linda esa experiencia….. hademas pertetenco a la UNER. y estoy en la rama PRE JER………

  8. 28 marzo 2010 17:37

    me ha gustado este escrito sobre don Manuel.
    Me gustaría que me dijesen de algún libro para poder hacer la HORA DE ORACIÓN.hE RECORRIdo todas las librerias y no encuentro material para orar sobre la Eucaristía y todas las que pertenecemos a la hora de oración decimos lo mismo.
    Begoña

  9. 10 febrero 2010 19:56

    SALUDOS, ME GUSTO ESTA BIOGRAFIA DEL BEATO MANUEL GONZALEZ GARCÍA, POR MEDIO DE LA QUE HE MEDITADO DE CUANTOS SAGRARIOS DONDE ESTA JESUS EUCARISTIA , SE ENCUENTRA SOLO, SI ES POSIBLE PIDO DE FAVOR ESTE TIPO DE BIOGRAFIAS POR QUE ME HACE TOMAR MAS CONCIENCIA DEL AMOR DEL AMADO QUE NOS TIENEN AL MUNDO ENTERO
    DIOS LOS BENDIGA

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 268 seguidores

%d personas les gusta esto: