Saltar al contenido

Primer festival de arte y fe. «FestiArt Jer» Perú 2013

7 febrero 2014

Artículo publicado en la revista “El Granito de Arena” de febrero de 2014.

El ARTE fue el pretexto y la FE llenó los corazones

Lo que pensamos como un sueño de una tarde fría de octubre 2012 en una reunión JER en Huancayo se hizo realidad, recién comenzábamos el Año de la fe. Era el mes del Señor de los Milagros, fiesta religiosa muy tradicional, entrañable y multitudinaria en Perú.

En Lima miles de fieles se agolpaban con devoción en torno a la imagen del Señor y en todas las provincias se hacía la típica procesión. En Huancayo participamos con los chicos JER y pusimos bajo su cuidado el proyecto del Primer Festival de Arte y Fe, para que se llevara a cabo en un año.
Pensamos que para aprovechar mejor los días debíamos hacerlo en un feriado largo y así elegimos el 1, 2 y 3 de noviembre del 2013. La idea nació en esta visita que hice a los JER de Huancayo. Al observar los talentos artísticos en danza, teatro, poesía, graffiti, música, que demostraban los chicos de esta provincia como de otras del país nos preguntamos ¿por qué no hacer un Festival que reúna el arte para expresar la fe?, de una manera en la cual los jóvenes se sientan activamente comprometidos.

Ilusión por un proyecto

¿Por qué no hacer una convivencia donde expresen en perfecta armonía la alegría, el color, el arte y nuestro hermoso carisma eucarístico reparador? Comenzaron los preparativos, las visitas a las provincias (Trujillo, Piura, Chiclayo, Chincha), como también las convocatorias a los colegios secundarios y grupos de Confirmación de las parroquias de Lince en Lima.
Las Misioneras Eucarísticas y la UNER de Lima participaron activamente del bingo que hicimos semanas antes para cubrir los gastos del encuentro y así asegurar comida, hospedaje y materiales de decoración, música, sonido, artistas y bandas musicales invitadas y premios del concurso (guitarras, auriculares musicales, cajas de sonido para memoria y USB, set de pinturas, Catecismo Juvenil Youcat).
Con alegría los jóvenes JER de provincia se sintieron comprometidos a participar y trabajaron con mucho sacrificio haciendo toda clase de actividades para costear los pasajes a Lima (almuerzos, rifas, feria de postres, bingos, tómbolas) y ¡lo lograron! Asistieron 54 jóvenes de las provincias de Chiclayo, Trujillo, Huancayo, Chincha. Tengamos en cuenta que muchos han viajado hasta 14 horas para llegar a Lima y sumamos también los jóvenes JER y de colegios de Lince. Fueron tres días llenos de entusiasmo, de energía contagiosa que primaba sobre el cansancio de los que estábamos en la dirección del encuentro.
Los jóvenes se expresaron maravillosamente en los diferentes números artísticos con mensajes culturales, de valores y de fe. La exposición con el Santísimo fue una de las manifestaciones más conmovedoras y querida por los chicos, un encuentro necesario y sanador, tan cercano para los jóvenes y adultos que asistieron y tan propio de nuestro carisma.
Fuimos alentados a pesar de tantas dificultades, bendecidos por Dios, por nuestra juventud, que nos demostró con pasión y alegría lo que llevan por dentro y todo lo que pueden hacer por un gran ideal, por Jesús y por otros jóvenes. Nos sentimos bendecidos porque el festival se dio en el mes que terminábamos el Año de la fe y en el que visitaba el Señor de los Milagros la parroquia de Santa Rosa de Lima, Lince.
Nuestro querido párroco, Padre Hugo Berrios, nos invitó a cantar a la llegada de la emblemática imagen, lo cual hicimos con todo orgullo y devoción, dándole las gracias porque este sueño que comenzó bajo su protección, hacía un año, se hizo realidad bajo la misericordiosa mirada del Señor desde la Cruz.

Mª Liliana García Coronel, m.e.n.

Nuestras vivencias

El FestiArt 2013 significó un hermoso desafío, una gran expresión, aunque también mezcla de stress (antes de), de entusiasmo y adrenalina (durante), y de esperanza (después de). Jesús estuvo presente en todo el evento, el cual puso incluso a prueba nuestras fuerzas. Cada gota de entusiasmo de los integrantes JER ayudó a formar la gran ola de alegría y dinamismo que nos acompañó, cada minuto, en los tres días del festival. Pudimos demostrar que el arte es una herramienta valiosa para transmitir los buenos mensajes y que se puede disfrutar al máximo con fe y valores. Lo mejor de todo es que quedaron muchos corazones contentos y muchas ganas para el siguiente festival.

Deissy Morales

Estoy muy contento de poder ver a un grupo de jóvenes bailando, cantando y sobre todo acompañando a Jesús Eucaristía delante del Sagrario, pero no solo, sino con una multitud de jóvenes muy activos y con talentos. He tenido la experiencia de conocer a Jesús más profundamente. A mí me ayudó bastante porque ha llenado ese vació que había en mi corazón. También quisiera que a otros jóvenes llene ese vacío en el encuentro con Jesús. Jóvenes JER: ¡Que no existan fronteras para poder compartir la experiencia de tener a un Jesús que nos ama y que se entrega muy contento por nosotros, que nos permitió compartir este primer FestiArt! Que podamos seguir demostrando nuestro talento en el arte y nos encontremos con el Amigo Jesús.

Juan Carlos Clemente Chávez

Saber que tengo dones que Dios me regala para mejor servirle y compartir estos dones con la alegría de la juventud hace que se reavive el espíritu de servicio. Este sentimiento fue el que motivó el FestiArt. Han sido tres días de intercambio de vivencias con los chicos de diferentes partes del Perú y también de Lima, donde todos dieron lo mejor de sí y nos mostraron que usar el arte como medio de manifestación de fe une corazones, hace sentirnos útiles y ayuda a ser creativos en la evangelización. El FestiArt ha reflejado que creer en Dios nos vuelve artistas. Abrimos nuestro corazón a él y somos los instrumentos que él va tocando con amor, que va pintando nuestra vida de color, que va moldeando e inspirando. El FestiArt afianzó mi fe y mi admiración por Dios porque es increíble cómo nos hace singulares a cada uno, cómo nos une en la fe y nos inspira a través de arte.

Ruth Natalí Inga Guillén

Para mí participar en esta experiencia de FestiArt ha sido gratificante por todo lo que ha implicado. Observar a todos los jóvenes que vinieron de las diferentes provincias de nuestro país, contemplarlos de rodillas frente a Jesús Eucaristía con tanto fervor y amor, fue el mejor presente que Dios me regaló en todo este encuentro. Fue el detalle más hermoso. Pusimos este encuentro frente a Jesús y realmente Él se regocijó en los corazones, por que el arte fue el pretexto y la fe llenó el encuentro.

Karin Paola Chumpitaz Morales
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: