Skip to content

Proceso de Canonización

7 noviembre 2015

Artículo publicado en la revista “El Granito de Arena” de noviembre de 2015.

Se estudia en Roma una gracia atribuida al beato Manuel González

En los últimos días ha llegado a nuestra redacción la noticia de que se ha comenzado a estudiar en Roma una gracia atribuida a nuestro querido don Manuel. Hemos entrevistado al P. Javier Carnerero, o.ss.t., postulador de la Causa de Canonización del beato Manuel para que nos informe con mayor detalle.

Estimado P. Javier: ¿qué debe estudiarse para que una persona sea declarada santa por la Iglesia?

El estudio previo de la vida, virtudes y fama de santidad de un siervo de Dios, debe ser completado con el de las gracias que, obradas por Dios, se atribuyen a su particular intercesión. Con esto, la Iglesia manifiesta que el juicio humano sobre una persona es limitado. Ser santo es algo cualitativamente superior a haber sido un gran hombre; es gozar perpetuamente de la presencia y del amor de Dios. Esta plenitud de la caridad es precisamente la que nos impulsa a confiar en su intercesión.

La razón última de los milagros la encontramos en los signos que el Señor hacía en medio de su pueblo, para confirmarlo en la fe; para llamarlo a la conversión; para mostrar su misericordia infinita. Esta acción de Dios continúa y la Iglesia estudia el milagro con la certeza de que el Señor, hoy como ayer, confirma la palabra de sus discípulos con señales y prodigios. De ese modo, si para declarar a don Manuel González beato se requirió la constatación de un milagro atribuido a su intercesión, la aprobación de un nuevo milagro consentiría, si Dios es así servido, su próxima canonización.

Muchas son las gracias que se atribuyen a la intercesión del beato Manuel. Muchas de ellas se publican en la Hoja Informativa trimestral. No todas, desgraciadamente, son aptas para su estudio, que requiere unas condiciones concretas, pero su número ya es en sí una muestra de la confianza de sus devotos en su ayuda y protección.

Hablar de santos nos lleva a pensar en milagros y en gracias especiales que se obran por la intercesión de una persona. ¿Cómo se pueden verificar estos hechos?

Cuando se presenta una gracia que por su importancia y valor puede merecer el estudio, lo primero que se hace es recabar la documentación necesaria, los testigos, etc. Esta información se presenta ante el Tribunal nombrado por el obispo para poder recoger, con las debidas garantías procesales, todos esos datos. El proceso se envía a Roma que, a su vez, verifica si se han cumplido todas las formalidades y si lo recogido es suficiente y digno de fe. A conclusión de esta fase, se reúne y ordena el material en un dosier que se presenta, primero, a dos peritos (en el caso de una curación, a dos médicos especialistas en la patología específica). Ellos muestran el estado de la cuestión y la relevancia del caso, así como algunas cuestiones que deban ser aclaradas. Hecho esto, puede presentarse a las consultas de la Congregación para las Causas de los Santos, para su juicio definitivo.

La primera de las consultas es la de los especialistas en el evento extraordinario. Si la gracia es una curación, serán médicos los que valorarán si puede ser explicada por el decurso normal de la enfermedad o de las terapias aplicadas, o si, por el contrario, tal explicación no es posible según su leal saber o entender. Valoran también otros elementos técnicos importantes, como que la curación sea total, inmediata y duradera. El técnico, es decir el médico, no puede aseverar que lo ocurrido es un milagro, pero sí decir que no tiene explicación humana.

Después, se presenta la gracia a una consulta de teólogos que valoran el caso desde otra perspectiva, es decir, en su calidad de signo divino, incidiendo en la invocación al santo, en su efecto causal sobre la gracia recibida y en que el estupor de lo contemplado lleve a una gracia espiritual que va más allá del evento extraordinario en sí. Solo después del éxito de estas consultas, la causa se propone a la congregación ordinaria de los cardenales y obispos que conforman el Dicasterio encargado de las causas de los santos. Su voto será finalmente presentado al santo padre que es, en definitiva, el único que puede aprobar con su suprema potestad que este evento sea verdaderamente un milagro.

¿En qué fase se encuentra el proceso de nuestro querido beato Manuel González?
En este momento, una gracia presentada hace varios años y que ha recorrido un esmerado proceso de evaluación, ha pasado el juicio de la comisión médica y se espera que pueda ser propuesta a los consultores teólogos; es un pequeño paso en su estudio. Todos deseamos que Dios quiera servirse de esta gracia para confirmar la palabra que anunció su siervo don Manuel. Sería la prueba demostrable de la maravillosa obra del Señor en la vida del obispo de los Sagrarios abandonados. En el testimonio de su vida santa, la Familia Eucarística Reparadora ha aprendido a contemplar el amor infinito de Jesús Sacramentado por la humanidad. Este misterio (milagro que solo se percibe con la fe) nos interpela y nos mueve, como movió al beato Manuel González, a una vida de entrega. Es de ahí de donde nacen las gracias y la fecundidad evangélica.

Esta noticia nos llena de alegría y seguramente hace brotar una pregunta: ¿Qué debemos hacer ahora?
Es sencillo, seguir cooperando a la construcción del Reino y llevando a la oración todas las intenciones que abriga nuestro corazón, presentándolas, por intercesión del beato Manuel, ante el trono de la Divina Misericordia, para que manifieste en su Iglesia su omnipotencia y su infinita bondad.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: