Skip to content

Lectura sugerida (noviembre 2015)

29 noviembre 2015

Artículo publicado en la revista “El Granito de Arena” de noviembre de 2015.

Auto-conocernos para ser felices

Notker Wolf, natural de Babiera, Alemania (1940) es benedictino y doctor en Filosofía. Como abad primado de la confederación benedictina, es representante de todos los monasterios y abadías del mundo de la Orden de San Benito.

Siete pilares para la felicidad
Autor: Notker Wolf
Año: 2015
Páginas: 196
Tamaño: 13,6 x 21 cm
Editorial: Narcea
Precio: 15,60 €

Un hombre apasionado por la ciudad de Roma, lugar donde reside, aunque por razón de su cargo ha visitado numerosos países. Le encanta la música y toca varios instrumentos, entre ellos, la guitarra eléctrica en un grupo de rock. Ya han editado varios CDs, todos ellos con contenidos cristiano y dirigido especialmente a los jóvenes. Es autor de varios libros, muchos de ellos traducidos en diversos idiomas. Traemos a las páginas de El Granito su última obra: Siete pilares para la felicidad.

Un deseo universal
En los nueve capítulos de su obra abundan expresiones sencillas, llenas de vida, ejemplos traídos de lo cotidiano, anécdotas que ilustran los contenidos más profundos, expresados con la sabiduría que brota de la sencillez y la transparencia, de la lógica y la experiencia, del estudio y el trato con el hombre y con Dios.

Este monje benedictino nos alienta con la afirmación de que el deseo de cualquier persona es alcanzar la felicidad, pero este objetivo no es fácil, de ahí que nos brinde unos consejos con los que se pueden poner las bases para conseguir la meta deseada. Son los siete pilares, como punto de apoyo en la vida verdadera, para poder edificar con acierto. Son las clásicas tres virtudes teologales (fe, esperanza y caridad) y las cuatro cardinales (fortaleza, justicia, prudencia y templanza) presentadas de una forma muy actual, acudiendo a situaciones cotidianas, ejemplificando su buen y mal uso.

Y puesto que la felicidad tiene que ver con el sentido, el P. Wolf nos dice que «se puede ser feliz solo cuando encuentro sentido y para ello he de ponerme en camino, necesito visión de las cosas. La comodidad, el soñar despierto, ese dulce no hacer nada, no conduce a la felicidad. Esta es algo más que un bienestar, más que un sentimiento. La felicidad pide relación, requiere comunión, es apertura a algo más grande. La felicidad es un regalo. Tengo que tener cierta capacidad de percepción».

El autor manifiesta en su obra que el miedo mata la felicidad y la libertad. «Es necesario conocer, ser conscientes de la propia identidad, saber quién soy» y las virtudes forman parte del conocimiento humano de la felicidad. La virtud no considerada como un esfuerzo continuo que nos hace sudar, sino más bien se trata de cualidades del alma, de la recta conciencia, del sentido de responsabilidad.

Virtud y felicidad
La virtud une y es hermana de la humildad. No nos hacen esclavos sino que capacitan nuestra libertad. Solo aquel que vive virtuosamente puede llegar a ser con el tiempo una persona feliz.

Al leer este libro nos encontramos con la certeza de que las siete virtudes son los pilares sólidos de la casa de la felicidad, una casa donde hay vida, donde moran la entrega y la alegría.

Mª del Valle Camino Gago, m.e.n.
Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: