Skip to content

Lectura sugerida (diciembre 2015)

7 enero 2016

Artículo publicado en la revista “El Granito de Arena” de diciembre de 2015.

Para estar cada vez más cerca de Él

El autor, Mario Antonelli, es sacerdote, doctor en Teología en el seminario de Milán, colabora en la pastoral misionera y pastoral de los emigrantes de Milán y Verona. Misionero de Fidei domum en Castanha (Brasil), vive con los pobres y enseña teología trinitaria en el Instituto de Formación de Belém.

Los llamó junto a Él
Autor: Mario Antonelli
Año: 2014
Páginas: 186
Tamaño: 13,6 x 21 cm
Editorial: Paulinas
Precio: 16,80 €

Este libro lo dedica al cardenal Carlo Mª Martini, a quien define como el creyente conocedor de la lengua de Dios, apóstol amante de la lengua de cada uno. Su obra está prologada por el cardenal Francesco Coccopalmerio.

Con la fuerza del Espíritu
Su impresionante introducción nos ayuda a disponernos para el camino con la certeza de que Jesús nos llama junto a él y la convicción de que debemos dar un salto hacia adelante en la formación de nuestra conciencia apostólica hacia la penetración doctrinal y afectiva del misterio de Jesús. Ciertamente en ese itinerario nos encontramos, según las enseñanzas de la Palabra, con huellas del enemigo, que es importante reconocer para no caer: divide, oculta, mete miedo y entristece. De ahí que el actuar del Espíritu bueno, según san Ignacio, nos da coraje, fuerza, consuelo, inspiraciones y paz.

Mario Antonelli nos va salpicando de experiencias pastorales y personales vividas durante su misión por tierras de Brasil, experiencias relacionadas con los textos evangélicos que desarrolla en cada uno de los nueve capítulos.

Nos invita a recorrer un camino con etapas muy determinadas. Por ejemplo, nos induce a caminar de manera digna de la vocación recibida (cf. Ef 4,17), nos cuestiona con un sinfín de interrogantes para descubrir nuestra identidad de caminantes: turistas, vagabundos o peregrinos con conciencia de creyentes y apóstoles apasionados por el Evangelio de Jesús.

Llamados y enviados
De ahí que en el segundo capítulo, después de haber pasado por el gran pórtico de Ef 4,5, nos introduce en el ser divinamente llamados y enviados (Mc 3,7), pues no habrá misión si no se da en el origen la intimidad entre Jesús y nosotros. De otro modo la misión corre el riesgo de hacerse una triste función eclesiástica formal y fatigosa.

El capítulo tres nos ilumina en la forma evangélica de la misión (Mc 6,1-13). El autor afirma que no se va a la misión para convertir a los otros. Se va porque se es una sola cosa con Jesús. Si efectivamente permaneces en Él, te encuentras en misión.

Antes de atribuir nuestra posible tibieza misionera a un carácter tímido, a la ausencia de talentos particulares o nociones de marketing religioso es necesario comprobar la calidad de tu estar con Jesús, la densidad afectiva de tu adhesión a él.

La misión se desarrolla en el camino, en la casa y en pobreza como forma auténtica de misión (sobriedad, austeridad, sacrificio, desprendimiento).

Camino de maduración
El capitulo cuatro toma como referencia el libro de los Hechos de los Apóstoles (16,1-15) y de ahí desarrolla diez pasos del Evangelio para nuestro camino de maduración en la conciencia apostólica en la intimidad con Jesús. Estos son:

  1. Sabernos diferentes (v. 1)
  2. Preferencia por la vida fraterna en comunidad (v. 3)
  3. Fidelidad al Evangelio (v. 4)
  4. El Espíritu es el que decide dónde (vv. 6ss)
  5. Visión en la noche (v. 9)
  6. Persuasión de ser llamados junto a él para la misión (v. 10)
  7. Estar algunos días y escuchar que nos pregunta «¿qué buscáis?» (v. 12b)
  8. Hablar donde la gente se reúne (v. 13)
  9. La obra es del Señor y nosotros cooperamos (v. 14)
  10. Habitar en la casa de quien acoge el Evangelio (v. 15)

Asimilar su secreto
En el capítulo cinco nos invita a estar a la sombra de la escucha de la Palabra viva y vivificante. El Señor nos llama junto a él para que asimilemos el secreto de su compasión (Mc 8,1-11). Sin alimento nos desmayamos por el camino, necesitamos el Pan con sabor divino para afrontar el trayecto y reencontrar la casa, la verdad del ser humano. El gesto de partir el pan marca toda la vida de Cristo.

En el capítulo seis nos adentra en el ser discípulos y su identidad, es decir, tomar la cruz (Mc 8,27-28). Nos acerca a la identidad de Jesús y del discípulo. La cruz de cada día a veces es nuestro ser así como somos, no somos como quisiéramos ser y eso se convierte en cruz pesada.

Riqueza verdadera
En el séptimo nos hace ver la familiaridad con la lógica de los poderosos (Mc 10,35-45) y en el penúltimo nos expresa la llamada a la pobreza del Señor (Mc 12,38-44). El sentido de auténtica pobreza evangélica no consiste en no tener nada, sino en darlo todo, darse del todo. En estas páginas desea remarcar que seremos pobres no tanto porque no tengamos nada sino porque tratamos de seguir dándolo todo. Esta es nuestra única y verdadera riqueza.

Finalmente, en el noveno capítulo nos permite oír el eco de la última llamada, la de la mujer en Betania (Mc 14,3-9). Es el sello final, el colofón de este itinerario con los discípulos en la intimidad con Jesús que nos llama junto a él.

Concluye su obra recordando lo que insistentemente ha ido pronunciando de diversos modos en cada capítulo del libro, es decir, que el principio de la fecundidad de las buenas acciones apostólicas está en el afecto creyente por el Señor. No lo olvidemos. Es el testimonio del affectus fidei que da audacia profética e impulso de caridad arrolladora.

El camino es claro. Se trata, simplemente, de ir desde la intimidad con Jesús a la misión. Sin lugar a dudas, Los llamó junto a Él es un buen libro para volver a pasar por el corazón el don y la tarea de la gozosa llamada particular a cada uno.

Mª del Valle Camino Gago, m.e.n.
Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: