Skip to content

Editorial (octubre 2016)

9 octubre 2016

Artículo publicado en la revista El Granito de Arena de octubre de 2016.

¡Es posible!

Quedan ya pocos días, para escuchar de boca del papa Francisco: «Ad honorem Sanctae et Individuae Trinitatis, ad exaltationem fidei catholicae et vitae christianae incrementum, auctoritate Domini nostri Iesu Christi, beatorum Apostolorum Petri et Pauli, ac Nostra, matura deligeratione praehabita et divina ope saepius implorata, ac de plurimorum Fratrum Nostrorum consilio, Beatum Emmanuel González García Sanctum esse decernimus et definimus, ac Sanctorum Catalogo adscribimus: statuentes eum in universa Ecclesia inter Sanctos pia devotione recoli debere. In nomine Patris et Filii et Spiritus Sancti».

Más allá de la extensión y fuerza de los aplausos que brotarán en ese momento de los miles de personas congregadas en la Plaza de San Pedro, nada podrá acallar la fuerza del «Amén» con que el pueblo de Dios responderá, gozosamente, a la invocación del santo padre.
El 16 de octubre siete beatos serán incluidos, tal como reza la fórmula de canonización, en el catálogo de los santos. Entre ellos, el tercero mencionado será Don Manuel González García, obispo y fundador de la Familia Eucarística Reparadora, verdadero apóstol de la Eucaristía.
La oración de canonización comienza explicando el porqué de esta ceremonia, es decir, para honrar a la Santísima Trinidad o, en frase ignaciana, «a mayor gloria de Dios». La ceremonia a que asistiremos tiene por fin dar gloria a Dios. Pero, ¿es posible acrecentar la gloria divina? ¿Qué consecuencias conlleva en nuestras vidas de pequeñas y frágiles criaturas que se vea acrecentada la gloria de Dios?
Dice el Catecismo de la Iglesia Católica que la gloria de Dios consiste en que llegue a los hombres la bondad con la que el Creador ha hecho todas las cosas (cf. n. 294). San Ireneo lo expresa de forma similar al afirmar que « la gloria de Dios es que el hombre viva, y la vida del hombre es la visión de Dios: si ya la revelación de Dios por la creación procuró la vida a todos los seres que viven en la tierra, cuánto más la manifestación del Padre por el Verbo procurará la vida a los que ven a Dios» (Adversus haereses, 4,20,7).
El decreto Ad gentes, del Concilio Vaticano II, ha sido aún más explícito al indicar que están íntimamente unidas «su gloria y nuestra felicidad» (n. 2). Así es que procurar la gloria de Dios, realizarlo todo en nuestra vida «a mayor gloria de Dios» es el camino más seguro (¡y el único!) que nos conducirá a la verdadera felicidad. La felicidad que muchos experimentaremos el tercer domingo de octubre, por tanto, no solo es lícita sino que demuestra que proviene de Dios ya que es Él quien nos hace llegar su gloria, su luz, su alegría, su plenitud.
La canonización de Don Manuel, además, se enmarca dentro del Jubileo de la Misericordia, un año que el papa ha instituido en el deseo de que los fieles puedan experimentar una «genuina experiencia de la misericordia de Dios, la cual va al encuentro de todos con el rostro del Padre que acoge y perdona, olvidando completamente el pecado cometido» (1/5/15).
Las catedrales de todo el mundo han abierto sus puertas («Puerta Santa») para que quien lo desee y necesite pueda gozar de este don. Quienes, además, podamos acercarnos a Roma, a la tumba del apóstol Pedro, vivamos este tiempo con gozo y gratitud. Dios no cesa de colmarnos de su gracia y bendición. Es Él quien nos guía, quien nos acompaña y quien da sentido a nuestra existencia. Es Él, el Padre bueno, quien nunca nos abandona y que camina mano a mano en nuestro andar peregrino. «

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: