Skip to content

Homilía del Card. Amato en Santa Maria Maggiore

21 octubre 2016

Ofrecemos la homilía que el Card. Angelo Amato dirigió a los peregrinos presentes en la Misa de acción de gracias por la canonización de D. Manuel González García, fundador de la Familia Eucarística Reparadora.


1. Las lecturas bíblicas de la liturgia de la palabra de hoy delinean bien la figura espiritual y apostólica de San Manuel González García. En la primera la Escritura habla del profeta Elías, que se encontraba cansado y desanimado. No obstante sus victorias sobre los falsos profetas de Baal, en vez de recibir gratitud recibe persecución y amenazas de muerte. Entonces, cansado y amedrentado, se refugia en el desierto y, a la sombra de una retama, se desahoga así con el Señor: «¡Ahora basta, Señor! Toma mi vida, porque no soy mejor que mis padres» (1Re 19,4). Se acostó y se durmió. Y entonces un ángel le despertó y le dijo: «¡Levántate, come!». Al lado de Elías aparecieron milagrosamente un trozo de pan y una taza de agua. Elías comió, bebió y se volvió a dormir. El ángel volvió por segunda vez. Le tocó y le dijo: «¡Levántate, come! Porque el camino es demasiado largo para tí» (1Re 19,7). De nuevo el profeta se levantó, comió y bebió. Con la fuerza de aquél alimento caminó durante cuarenta días y cuarenta noches hasta el monte de Dios, el Horeb. Este relato retrata bien un trazo biográfico de nuestro Santo, que durante su vida hecha de entrega al bien del prójimo, recibe como recompensa ingratitud, persecución y ofensas. Lo salva del desánimo y del deseo de la muerte el pan de los ángeles, la Eucaristía, el alimento de los peregrinos y el apoyo de los oprimidos. En el Evangelio vemos afirmada la fuente de la perseverancia de nuestro Santo en su ministerio sacerdotal y episcopal: la comunión con Jesús, su señor y maestro (Jn 1,35-42).

2. Él hizo de la Eucaristía el horizonte de su existencia y de su apostolado. Jesús eucarístico era la fuente de agua que salta en la que bebe y en la que descansa para reprender el camino. La Eucaristía era el árbol del paraíso que le ofrecía los frutos maduros de la vida.
Expresiones de su fervor eucarístico eran la celebración de la Santa Misa, la adoración diurna y a veces nocturna del Santísimo. Las frecuentes visitas al sagrario.

3. Don Manuel había iniciado su ministerio en Palomares del Río. Aquí, encontrándose en una iglesita con un sagrario desierto, tuvo la inspiración de convertirse en el apóstol de los sagrarios abandonados. La Eucaristía se volvió el motor de su apostolado y sus obras tuvieron una impronta eucarística. Pasaba largas horas en adoración al Santísimo Sacramento, para reparar el descuido y el olvido del pueblo. Todo en él refleja la presencia de Jesús como Eucaristía, evangelio, cruz y redención.
Él creía firmemente en la realidad de la presencia eucarística. Un día le preguntaron cuántas horas había que rezar. Respondió: «Las veinticuatro horas del día, porque cuando un alma se entrega a Dios, a Él se debe todo el tiempo». Su ideal era ser hostia de la patena de su misa y de tal modo vivir su misa todo el día.

4. Su caridad eucarística lo proyectó hacia un apostolado a campo abierto hacia los pobres, los enfermos y los necesitados de todo tipo. Devolvía bien por mal. Consideraba el mal más grande el abandono del sagrario. Por ello de sacerdote y de obispo promovió la cercanía y la presencia constante de los fieles ante el Santísimo Sacramento. Fue el promotor de varias iniciativas eucarísticas, entre las cuales la más importante fue la fundación de la Congregación de las Misioneras Eucarísticas de Nazaret.
Vivió con gran coherencia su ministerio episcopal, sufriendo, en silencio y en completa adhesión a los designios de Dios, incompresiones y contrastes y realizando los valores que la gracia había hecho madurar en su corazón.

5. Una virtud que manaba de Jesús, que de Dios se había hecho hombre y después pan eucarístico, era la humildad. Como María, humilde sierva del Señor, nuestro Santo se consideraba un niño pequeño delante de Dios y un corderillo del Buen Pastor. Son verdaderas y famosas las palabras del Cardenal Spínola, arzobispo de Sevilla, ante el rechazo de Don Manuel a ser secretario del nuevo obispo de León: «Sé que usted no desea hacer carrera, sino solo salvar almas, y entonces Huelva será su destino». Cuando recibió la noticia de su nombramiento episcopal se entristeció enormemente y lloró. En su oficio episcopal era bueno y afable con todos. En Palencia los sacerdotes solían decir: «Con este obispo se puede hablar».

6. ¿Qué nos pide hoy este santo Obispo a todos nosotros? Ante todo, nos invita a ser siempre amigos de Jesús Eucaristía. Creo que San Manuel pueda estar de acuerdo con cuanto San Juan Bosco recomendaba a sus jóvenes: «Queréis muchas gracias, haced muchas visitas al Santísimo Sacramento, queréis pocas, haced pocas». Seamos fieles a Jesús Eucarístico, a ejemplo de los antiguos mártires que ante los verdugos decían con valentía: «Sin Eucaristía no podemos vivir».
En segundo lugar, San Manuel se dirige a sus Hijas espirituales y les invita a ser almas eucarísticas fervorosas y dinámicas. El entusiasmo espiritual proveniente de la Eucaristía se haga en concreto expansión de obras en favor de los necesitados de la sociedad. La Eucaristía es de hecho escuela de caridad activa.
Queridas hermanas, el sagrario sea la tienda sacra de vuestra peregrinación en el desierto de la vida. No quede nunca abandonado, porque para vosotras la Eucaristía es el bien absoluto de la consagración, la perla preciosa del Evangelio, el tesoro de vuestra existencia.

San Manuel González García, ruega por nosotros.

Card. Angelo Amato, s.d.b.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: