Skip to content

Cordialmente, una carta para ti (febrero 2017)

21 febrero 2017

Artículo publicado en la revista “El Granito de Arena” de febrero de 2017.

Un santo ante Dios y ante los hombres

Estimado lector: Como recordarás, el día 16 del pasado mes de octubre fue canonizado en Roma D. Manuel González, el obispo del Sagrario abandonado y fundador de El Granito de Arena. En consecuencia, nuestra revista, siendo la misma, ya no es la de antes. Ahora tienes en tus manos una revista fundada por un santo que desde el Cielo está intercediendo por nosotros, por ti y por mí. ¿No es esto una gran suerte? ¿Cómo podría san Manuel olvidar a quienes sentimos y vivimos de cerca la revista que él fundó y que tanto amaba?

No es fácil hablar aquí del fundador. Ya está dicho casi todo sobre él. Por ello, lo mejor será que él mismo nos hable a través de sus escritos. Comprobaremos entonces, como bien dice la Hna. Mª Teresa Castelló en su meritoria ponencia para el I Congreso Internacional Beato Manuel González, que san Manuel «con su estilo sencillo, directo y a la vez profundo, nos ha mostrado lo que latía en su corazón y lo que deseaba transmitir». De esto se trata, de ir a sus escritos para saber lo que latía en su corazón y lo que nos deseaba transmitir.

La mirada de Jesús
Hay un hecho, apreciado lector, que marcó la vida sacerdotal de san Manuel. Ocurrió en el año 1902, en el pueblecito sevillano de Palomares del Río, con ocasión de su primera misión como sacerdote. Era entonces un joven de 25 años. Ante el estado de abandono en que se encontraba la iglesia y el Sagrario, se planteó huir, renunciar. «Pero no huí –nos dice–. Allí me quedé un rato largo y allí encontré mi plan de misión y alientos para llevarlo a cabo. Pero sobre todo encontré(…). Allí, de rodillas ante aquel montón de harapos y suciedades, mi fe veía a través de aquella puertecilla apolillada, a un Jesús tan callado, tan paciente, tan desairado, tan bueno, que me miraba…, que me decía mucho y me pedía más» (OO.CC. I, n. 15). Sin duda, fue un momento decisivo en su vida.

En cierta ocasión evoca nuestro fundador el salmo 11: «Sálvanos, Señor, porque se acaban los santos». Le preocupaba enormemente la falta de santos, la falta de hombres buenos. «La tierra sin santos –escribe– es Dios sin amigos en ella, los hombres sin intercesores, la peste del vicio sin la desinfección de la virtud, la justicia sin valedores, las comunicaciones con el cielo cortadas, la tiranía erigida en régimen perpetuo, la debilidad, la inocencia, el pudor, las lágrimas, el amor puro, los valores espirituales todos pisoteados(…). Corazón de Jesús, sabemos que a tu Iglesia santa no pueden faltar santos; danos más santos y nos salvarás» (OO.CC. II, n. 2767).

Y el Corazón de Jesús, estimado lector, atendió su petición. Dichoso puede sentirse nuestro D. Manuel no solo por haber sido reconocido como santo el 16 de octubre de 2016, sino porque aquel mismo día también fueron canonizados otros seis beatos, sin olvidar que poco antes, el día 4 de septiembre, había tenido lugar la canonización de Teresa de Calcuta… Sí, el Corazón de Jesús escuchó al Fundador de El Granito de Arena y le concedió lo que le pedía: más santos para salvarnos.

Noticia que alegra
Porque escuchó su petición, ahora D. Manuel González, el obispo del Sagrario abandonado, es santo para la Iglesia, es decir, para todas las mujeres y hombres que de una u otra manera la constituimos. Esto es una gran verdad. Sin embargo, podemos estar seguros, amigo lector, de que ante Dios fue santo mientras vivió y, sobre todo, lo fue desde el instante de su muerte. Ante Dios, juez supremo de nuestras vidas y de nuestras obras, el fundador de El Granito de Arena, ya era santo desde hacía muchos años. Cierto, pero es un gran gozo saber que ahora la Iglesia así lo ha reconocido y proclamado. Esta noticia siempre deberá ser para nosotros un profundo motivo de alegría. Cordialmente,

Manuel Ángel Puga
Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: