Skip to content

Lectura sugerida (abril 2017)

22 abril 2017

Artículo publicado en la revista El Granito de Arena de abril de 2017.

Para encontrar reposo

Mucho se ha escrito sobre el desgaste profesional o burn out, tanto en el ámbito médico-científico como psicológico. Gracias a estas aportaciones se ha ido comprendiendo que quienes trabajan en el área de la salud, la docencia, el trabajo social, el voluntariado, la asistencia espiritual, etc., corren el riesgo de sufrir tensión emocional.

El cansancio de los buenos

Subtítulo: La logoterapia como alternativa al desgaste profesional
Autor: Roberto Almada
Año: 2013
Editorial: Ciudad Nueva
Páginas: 256
Formato: 13 x 20 cm
Precio: 15 €

A pesar de la gran divulgación del tema, muchas personas manifiestan este desaliento que les impide sentirse plenos y satisfechos con su trabajo y, en definitiva, con su vida en todas sus dimensiones. Se trata de un sufrimiento personal cuya profundidad solo conocen bien quienes lo padecen.

El autor
Roberto Almada, argentino, es médico psiquiatra y psicoterapeuta en la escuela de Viktor Frankl, licenciado en Filosofía y diplomado en Ciencias Religiosas. Cuenta con una larga experiencia como psicoterapeuta y en la atención y formación permanente de miembros consagrados de instituciones eclesiales.

Fue presidente e iniciador de las sociedades de Logoterapia de Uruguay y Paraguay. Se ha interesado especialmente en los espacios teóricos de frontera entre psicología, psiquiatría, filosofía y espiritualidad. Ha dictado cursos y ofrecido conferencias en Latinoamérica, Europa, Asia y África, lo cual le aportó sensibilidad hacia el desafío de la multiculturalidad.

Una visión integral
El libro está dividido en cinco capítulos. A través de ellos se ofrece una descripción del síndrome del burn out que tiene en cuenta las aportaciones de la psicología cognitiva, laboral e institucional. Almada, en este sentido, hace hincapié en lo relacional y espiritual, ámbitos que a veces han quedado fuera de los análisis tradicionales del desgaste profesional. Además, en un intento de brindar herramientas simples y concretas a quienes lo padecen, se exponen numerosos cuadros y ejercicios que ayudan a la reflexión personal.

La intención de cada una de sus páginas, así como la forma en que se presentan, es cubrir un vacío: «la falta de una comprensión filosófica, existencial y cultural del síndrome» (p. 19). Si bien no es la intención hacer un estudio desde la religosidad, ni mucho menos desde el catolicismo, el autor asume que esta problemática necesita una visión del ser humano también en su dimensión espiritual, ya que es esta una característica esencial y específica de toda persona, y es la que le permite, en última instancia, encontrar el verdadero sentido de la vida.

Tal como lo expresa el autor en la introducción, el objetivo del libro es «aportar un instrumento de ayuda a los que ayudan» (p. 18) ya que es consciente que algunos ámbitos laborales y profesionales favorecen la aparición de esta patología.

Son numerosos, por otra parte, los pasajes de la Sagrada Escritura que se mencionan y que permiten realizar una mirada teológica y espiritual de las diversas situaciones presentadas. De esta forma, quienes se sienten presa del burn out incluso realizando su labor en ámbitos u ONG afines a la Iglesia, verán que la salida a esta situación implica, también, una correcta relación con lo trascente y con uno mismo.

Mónica M. Yuan Cordiviola, m.e.n.
Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: