Skip to content

Cartelera recomendada (abril 2017)

30 abril 2017

Artículo publicado en la revista El Granito de Arena de abril de 2017.

Monstruos amigos

De la mano del director Juan Antonio Bayona nos sumergimos en un drama en el que se nos invita, a través de la fantasía, a afrontar los miedos y sufrimientos que nos impiden llegar a la verdad de uno mismo.

Nombre: Un monstruo viene a verme

Duración: 100 minutos
Año: 2016
País: España- Estados Unidos
Género: Fantástico. Drama
Director: Juan Antonio Bayona
Actores: Lewis MacDougall, Sigourney Weaver, Felicity Jones, Liam Neeson

Através de un monstruo y sus historias fantásticas, la película nos inserta en la verdad más interna del yo, reflejando de una manera figurada los procesos psicológicos con los que a menudo afrontamos la realidad.

El protagonista es un chico de 12 años que tras la separación de sus padres y la grave enfermedad que padece su madre se ha visto obligado a tomar las riendas de su hogar. Junto a esto, el acoso escolar que sufre en el colegio le ha llevado a crear un mundo de fantasía que le permite escapar de la rutina y superar sus miedos.

A través de la ventana de su habitación, el joven puede divisar un tejo, un viejo árbol que lleva en pie miles de años. Unos minutos después de la medianoche, se encuentra con un monstruo a través del cristal. Pero no se trata de la aterradora criatura que él esperaba, la que aparece en la pesadilla que tiene casi todas las noches desde que su madre empezó el duro e inacabable tratamiento contra el cáncer. No, este monstruo es muy diferente, y quiere lo más peligroso de todo: la verdad. ¿Podrá este increíble árbol que ha cobrado vida en su imaginación ayudarle a superar sus problemas?

Aunque recurre a la fantasía, la película está, a su vez, cargada de realidad, no solo por las circunstancias que envuelven la vida del protagonista, sino sobre todo, por la manera de afrontar el dolor y el sufrimiento, que tan a menudo es rechazado en nuestra vida, pero que inevitablemente se hace presente en ella. La clave está en descubrir la verdad más radical de uno mismo; pero esto, a veces, no es nada fácil, pues supone enfrentarse a los propios miedos, y sanar heridas y culpabilidades.

Aunque no pueda calificarse directamente como una película religiosa, lo cierto es que podemos encontrar en ella, con relativa facilidad, elementos que nos recuerdan el Evangelio. La presencia de un monstruo que promete estar para siempre al lado del protagonista y que, según manifiesta, ha venido para curar; el amor inmenso de una madre que todo lo perdona por anticipado; o parábolas como la del trigo y la cizaña, se suscitan a través de cuentos en los que el discernimiento del bien y del mal no es tan sencillo como parece a simple vista.

La película nos hace ver que el ser humano necesita unos procesos que le permitan ir asumiendo las situaciones más difíciles, pero necesita, sobre todo, sentirse acompañado. Y en esto los cristianos somos unos privilegiados, ¿no es maravilloso que podamos gozar de la presencia de Alguien que siempre permanece a nuestro lado? Eso es precisamente lo que hace Jesús en la Eucaristía.

Ana Mª Cayuso, m.e.n.
Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: