Skip to content

Editorial (mayo 2017)

12 mayo 2017

Artículo publicado en la revista El Granito de Arena de mayo de 2017.

Sin enchufe es imposible ser santo

Mañana, 13 de mayo, tendrá lugar la canonización de Francisco (1908-1919) y Jacinta Marto (1910-1920), conocidos​ como los pastorcitos de Fátima. Junto a su prima Lucía Dos Santos (1907-2005), fueron los testigos privilegiados de las apariciones de la Virgen en Fátima, Portugal, del 13 de mayo al 13 de octubre de 1917. Con motivo del I Centenario de esta aparición mariana se está celebrando un Año Jubilar que atrae a cientos de miles de personas hacia la Basílica de la pequeña localidad portuguesa.


En la Audiencia del 17 de mayo del año 2000, miércoles posterior a la beatificación de Francisco y Jacinta, el papa Juan Pablo II afirmó que «en Fátima la Virgen eligió a unos niños, Francisco, Jacinta y Lucía, como destinatarios de su mensaje. Ellos lo acogieron tan fielmente que no sólo merecieron ser reconocidos como testigos creíbles de las apariciones, sino también se convirtieron ellos mismos en ejemplo de vida evangélica.

Francisco era un niño bueno, reflexivo, de espíritu contemplativo. Jacinta era viva, bastante susceptible, pero muy dulce y amable. Sus padres los habían educado en la oración, y el Señor mismo los atrajo más íntimamente hacia sí mediante la aparición de un ángel que, con un cáliz y una Hostia en las manos, les enseñó a unirse al sacrificio eucarístico para reparación de los pecados. Esta experiencia los preparó para los sucesivos encuentros con la Virgen, la cual los invitó a orar asiduamente y a ofrecer sacrificios por la conversión de los pecadores. Con los dos pastorcitos de Fátima la Iglesia ha proclamado beatos a dos niños, porque, a pesar de que no fueron mártires, dieron muestras de vivir en grado heroico, no obstante su tierna edad. Heroísmo de niños, pero verdadero heroísmo.

Su santidad no depende de las apariciones, sino de la fidelidad y del esmero con que correspondieron al don singular que recibieron del Señor y de María santísima. Después del encuentro con el ángel y con la hermosa Señora, rezaban el rosario varias veces al día, ofrecían frecuentes penitencias por el fin de la guerra y por las almas más necesitadas de la misericordia divina, y sentían el intenso deseo de consolar al Corazón de Jesús y al de María. Además, los pastorcitos tuvieron que sufrir las fuertes presiones de los que los impulsaban, con la fuerza y con terribles amenazas, a negarlo todo y a revelar los secretos recibidos. Pero ellos se animaban mutuamente, confiando en el Señor y en la ayuda de aquella Señora, de la que Francisco decía: “Es nuestra amiga”. Por su fidelidad a Dios, constituyen un luminoso ejemplo, para niños y adultos, de cómo conformarse de modo sencillo y generoso a la acción transformadora de la gracia divina».

La canonización de Francisco y Jacinta es la mejor prueba de que la llamada a la santidad no excluye a nadie. El camino de la santidad, es decir, el de la felicidad, está abierto a todos, no hay ningún tipo de prohibición ni exclusión. Hombres, mujeres, pecadores y pecadoras… Más aún, la invitación es, por sí misma, garantía de que llegaremos a la meta. No por nuestros méritos, sino por el empeño de quien nos sigue invitando: Dios mismo.

En realidad, los santos tienen enchufe, mucho enchufe, porque sin enchufe sería imposible llegar al cielo. Al cielo se llega mucho más por la misericordia que resplandece en la meta, que por la fuerza de nuestros puños. Y Dios es el primer interesado en nuestra santidad, en nuestra felicidad. Para ello nos ha creado y redimido. Para que lleguemos a la meta celestial sigue haciéndose presente en nuestra vida y siendo, como con los discípulos de Emaús, el compañero de camino que nos explica el sentido de la existencia y nos alimenta con su cuerpo. «

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: