Skip to content

Editorial (junio 2017)

25 junio 2017

Artículo publicado en la revista El Granito de Arena de junio de 2017.

Mucho más valioso de lo que pensábamos

Junio es, tradicionalmente, un mes de especial relevancia para la Familia Eucarística Reparadora y muchos movimientos eucarísticos. Estos 30 días están dedicados de forma especial a la devoción al Sagrado Corazón de Jesús, tan querida por san Manuel González, que lo llamaba «el mes del Amo». Por otra parte, generalmente celebramos dentro de este mes la solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo, el Corpus Christi. Jesús Eucaristía recorre pueblos y ciudades, de la misma forma que lo hacía por Galilea, rodeado de discípulos y amigos.

Sin duda es un mes para reflexionar y agradecer sobre la importancia del que es el verdadero «Misterio de la fe», aquel por el que nos unimos al sacrificio de Cristo. En efecto, afirma el Catecismo de la Iglesia Católica que «en la Eucaristía, el sacrificio de Cristo se hace también el sacrificio de los miembros de su Cuerpo. La vida de los fieles, su alabanza, su sufrimiento, su oración y su trabajo se unen a los de Cristo y a su total ofrenda, y adquieren así un valor nuevo. El sacrificio de Cristo presente sobre el altar da a todas las generaciones de cristianos la posibilidad de unirse a su ofrenda» (n. 1368).

En el sacramento de la Eucaristía los cristianos hemos recibido mucho más de lo que somos capaces de comprender. Recibimos, sin lugar a dudas al mismo Dios hecho hombre por nosotros y nuestra salvación. Pero aún más, en la celebración Eucarística Dios mismo acoge la ofrenda de nuestra vida, todo lo que vivimos, afirma el Catecismo su «vida… su alabanza, su sufrimiento, su oración y su trabajo». En virtud de nuestro Bautismo y del sacerdocio común de los fieles, somos co–sacerdotes con Cristo y nuestra entrega, por pequeña que pueda parecer, alcanza dimensiones cósmicas por su sacrificio.

En efecto, cada acto de nuestra vida tiene un valor precioso a los ojos de Dios. Esa palabra de mansedumbre cuando todo nos invitaba a la ira, esa mano tendida a quien lo necesitaba, el perdón ofrecido sin condiciones, esa sonrisa serena ante quien se sentía derrotado por la tristeza y el desánimo, ese gesto conciliador, ese ser capaz de valorar lo que de bueno hay en cada ser humano… Todos esos gestos no solo nos hacen más humanos sino que, por pequeños que parezcan, son la semilla buena que Dios acoge junto con el infinito sacrificio de su Hijo en la cruz para hacer posible un mundo nuevo.

Gracias a la Liturgia, nuestra vida se transforma, toda ella, en ofrenda a Dios para que él pueda crear ya en este tiempo y en este mundo «un cielo nuevo y una tierra nueva» (Ap 21,1).

¡Cuánto necesitan los hombres y mujeres de hoy este testimonio gozoso de esperanza cierta, de vida eterna en este tiempo terrenal y caduco! ¡Cuánta alegría se puede sembrar! ¡Cuántas lágrimas pueden perder su amargura y convertirse en manantial que riegue y haga fructificar el amor verdadero, ese que colgó en una cruz, resucitó y, desde entonces, vive en el corazón de cada ser humano!

Junio, mes del Amo, mes del Corpus. Mes para maravillarse contemplando las maravillas que Dios nos regala a cada instante. Mes para agradecer la bondad infinita del Padre y unirse con más conciencia a la oblación del Hijo. Mes para dejar que el Espíritu Santo obre en nosotros y pueda derramar sus dones sobre quienes nos rodean. Mes para sentir el gozo de sabernos depositarios del secreto que da sentido a cada segundo de nuestras vidas. Mes para vivir con verdadera conciencia nuestro carisma eucarístico. ¡Muy feliz y comprometido mes del Amo!. «

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: