Skip to content

I Centenario de la UNER en Santa Fe (Argentina)

22 noviembre 2017

Artículo publicado en la revista El Granito de Arena de octubre de 2017.

Gratitud y alegría. 1917 – UNER Santa Fe – 2017

Santa Fe, República Argentina, sábado 15 de septiembre
de 1917. Setenta mujeres se reúnen en la parroquia de la Inmaculada Concepción. ¿Habrán imaginado aquellas primeras Marías santafecinas que esa llama seguiría ardiendo por más de 100 años. Seguramente que no. El Señor hace cosas grandes y nos sorprende.

Así nosotros, cien años después, preparamos con gratitud y alegría el momento que íbamos a celebrar. Analizamos la historia y nos dimos cuenta que no todos los momentos fueron fáciles. Nada es casual, todo es causal.

Por aquellos mismos años vivía don Manuel y, aunque no se halló documentación, sabemos que se escribió con algunas Marías. También en la revista El Granito de Arena de aquella época escribió el fundador de la UNER una nota sobre esta inauguración.

La Obra continuó trabajando, incluso, en la creación de la parroquia de Jesús Sacramentado y después siguió caminando. El mejor lugar para la realización de los festejos de este I Centenario fue justamente esta parroquia de Jesús Sacramentado.

Un ansiado momento
¡Y llegó el día! Trabajamos tratando de cubrir todos los detalles. Comenzamos con el rezo de un Rosario eucarístico, a cargo de novicias y postulantes de Nazaret. Acto seguido nos desplazamos al atrio del templo donde el P. Ricardo Coscio bendijo la placa conmemorativa que fue descubierta junto a la Superiora General, Hna. Mª Leonor, y la presidenta de la UNER diocesana, Mª de los Milagros.

A continuación participamos de la santa Misa. La homilía (que ofrecemos en las páginas siguientes) se dirigió directamente a destacar la actualidad de nuestra espiritualidad eucarístico reparadora. Al terminar la Misa veneramos la reliquia ósea de san Manuel González.

Se cerró el acto con un festival de coros de niños organizado por la Universidad Católica de Santa Fe. Además de coros locales, participaron niños de la provincia de La Rioja, que se desplazaron varios cientos de km para unirse a esta importante celebración. Culminamos con un ágape muy fraterno en los salones de la parroquia, donde compartimos un hermoso momento como Familia Eucarística Reparadora con tortas alusivas y recuerdos conmemorativos de este acontecimiento. ¡Muchas gracias a todos los que hicieron posible esta celebración!

Pelusa Cordiviola (UNER Santo Tomé)

Homilía en la celebración eucarística del I Centenario:

Un amor hecho canto apasionado

Ofrecemos el texto completo de la homilía que el padre Ricardo Coscio, párroco de Jesús Sacramentado, dirigió en la tarde del 15 de septiembre a los miembros de la FER.

Querida Familia Eucarística: Quiero en primer lugar agradecer a las hermanas y a ese hermoso grupo de laicos asociados a la gran familia de san Manuel González, que hayan elegido esta parroquia de Jesús Sacramentado para realizar los festejos de los 100 años de la llegada de la Unión Eucarística Reparadora a la arquidiócesis de Santa Fe, que estaba presidida por el entonces por Monseñor Nicolás Fasolino.

Cuando pienso en la Obra de Manuel me vienen a la mente los versos del patrono de los poetas españoles Juan de la Cruz cuando repetía: «Las condiciones del pájaro solitario: Son cinco. La primera, que se va a lo más alto; la segunda, que no sufre compañía, aunque sea de su naturaleza; la tercera, que pone el pico al aire; la cuarta, que no tiene determinado color; la quinta, que canta suavemente» ( Dichos de luz y de amor).

Santa contemplación
Este pastor, san Manuel González, supo estar en santa contemplación –allí en Huelva– como Moisés ante la zarza ardiente frente al Dios vivo de la Eucaristía, y escuchando la voz de Dios surgió esa obra maravillosa para la Iglesia que tantos frutos dio en España y también en nuestras tierras: la Familia Eucarística Reparadora. Fiel a su Iglesia a la que se dedicó no sin pasar hartas pruebas, como la persecución y el incendio de su Obispado de Málaga, permaneció siempre dócil al Espíritu Santo.

Supo poner, como el pájaro solitario, el pico al aire para llenarse de la fuerza de este Espíritu y pensar no solo en acercar a todos al Sagrario abandonado, sino también prolongar en apostolado fecundo el amor de Cristo entregado fundando la obra de las Misioneras Eucarísticas, El Granito de Arena, las Marías y los Juanes: la Unión Eucarística Reparadora.

Su obra es el canto suave del pájaro solitario. El amor de Manuel por la Iglesia hecho canto apasionado hoy se escucha en nuestras parroquias a través de los miembros que nos llenamos de entusiasmo con sus escritos y trabajamos sirviendo a los hermanos abandonados lejos de la presencia real de la Eucaristía. La UNER, que hoy cumple 100 años en nuestra diócesis, es canto del pájaro solitario Manuel, el apóstol de la Eucaristía.

La liturgia nos pone ante la imagen del Calvario. Jesús consumando la obra de la salvación en la cruz. Su Madre asociada a la misión de su Hijo se encuentra de pie contemplando el misterio pascual del Hijo de Dios y abriendo su corazón para ser Madre de la Iglesia acogiendo a todos los hijos de Dios. Misterio pascual que actualizamos en cada Eucaristía.

María, la fiel discípula, nos enseña a ser fieles a Cristo en la obediencia de la fe. Es la mujer que con ojos de fe mira cómo Dios obra a través de su Hijo en los que le acogen. Es la mujer que también fue testigo del rechazo de su gente, del signo de contradicción que fue Jesús. Es la mujer fuerte que acompaña los pasos del mensajero de la paz que llena los corazones de Palabras de vida, pero también que siente la espada del dolor cuando ve cómo esa Palabra es ofendida, escupida y despedazada en la cruz. Pero es la mujer de pie llena de esperanza que sabe del poder de Dios que ya ha obrado en ella y que se va a manifestar al mundo al derramar la luz pascual de la resurrección.

El Calvario del mundo
María es la fiel discípula de Cristo. Así lo entendieron las Marías de don Manuel que veían en el Calvario del mundo la necesidad de consolar a Cristo, de acompañarlo en el Sagrario y acompañarlo en los otros cristos crucificados por el mundo donde se ve el abandono de Dios y la necesidad de ser amado.

Así lo asumieron las Marías de la Catedral cuando se propuso colaborar en la construcción de un templo destinado a Jesús Eucaristía en las soledades del barrio María Selva. Fieles discípulas de Cristo fueron estas santas mujeres para gloria de Dios. Nuestra Parroquia Jesús Sacramentado ha cumplido 80 años. En homenaje al Congreso Eucarístico de Buenos Aires del año 1934, presidido por el cardenal Pacelli, que luego fuera Pío XII, el Episcopado Argentino eligió la ciudad de Santa Fe para erigir un templo en honor a Jesús Sacramentado presente en la Eucaristía y destinándose los terrenos de María Selva gracias a la Familia Macagno y el apoyo de la Asociación de las Marías de los Sagrarios de la Iglesia Catedral se construyó el templo de estilo románico. El mismo fue bendecido el 2 de mayo de 1937 por Monseñor Fietta y por Monseñor Caggiano (obispo de Rosario), Monseñor Devoto (obispo de Buenos Aires), monseñor Guillán (Obispo de Paraná) y con la presencia de personalidades de la ciudad y de alrededores.

María al pie de la cruz y las Marías del Sagrario nos invitan también a nosotros a hacernos discípulos misioneros de Cristo llevando el amor de Dios a todos los hombres. Amor inmolado en la cruz, actualizado en la Eucaristía y derramado en servicio de nuestros hermanos necesitados. Que así sea.

Ricardo Coscio, Pbro.
Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: