Skip to content

Lectura sugerida (noviembre 2017)

2 diciembre 2017

Artículo publicado en la revista El Granito de Arena de noviembre de 2017.

Plegarias encendidas de fe

Las páginas de Besos de Dios a medianoche pretenden ser un ramillete de mensajes sencillos, lenguaje ágil, fácil de entender, como si fuesen sus textos una especie de luces que iluminan no solo el camino sino nuestros pasos. Cuando se hace el silencio a nuestro alrededor, Dios mismo se acerca a nosotros y besa nuestro corazón anhelante y nos daremos cuenta cómo en el pleno invierno brota una pequeña flor de primavera.

Besos de Dios a medianoche
Autor: Antonio Gil Moreno
Año: 2017
Editorial: Paulinas
Páginas: 152 – Formato: 12 x 19 cm
Precio: 12,50 €

Antonio Gil Moreno es sacerdote desde 1965 y periodista cordobés, nacido en Hinojosa del Duque, en el año 1942. Es licenciado en Teología por la Universidad pontificia de Salamanca, con experiencia como párroco y actualmente Canónigo de la Catedral de Córdoba. Ha sido subdirector del diario Córdoba y delegado de Medios de comunicación social de 1966 a 1999. Fundó la revista Iglesia en Andalucía y trabajó en Radio Nacional de España con el programa Buenos días nos dé Dios. Destaca su amplia labor como escritor, colaborador de la Revista Vida Nueva y la publicación de numerosos libros.

Su obra
Besos de Dios a medianoche es una obra cargada de esperanza y mensajes cazados al vuelo para iluminar la vida cotidiana, fundamentados en experiencias y reflexiones personales. En sus páginas se manifiesta la preferencia por la concreción de la enseñanza numérica, nos habla de «un lema para el siglo XXI»; «dos formas de vivir la vida»; «las tres llamadas de Jesús»; «necesitamos tres “síes” más uno para crecer»; «cinco frases para soñar»; «las cinco columnas de la evangelización»; «las seis palabras que transforman el mundo»; «diez formas sencillas de amar» y «las diez recetas para alcanzar el éxito», entre otros muchos.

Se compone de 148 títulos, de contenido breve y directo, comenzando con un imperativo que suena a invitación fascinante: «¡Enamórate!». Con él, Antonio Gil Moreno se ha fijado en el padre Arrupe, general de la Compañía de Jesús, para escoger el primer beso de Dios a medianoche, una plegaria encendida en la fe ardiente de este significativo jesuita.

Y sigue su obra recorriendo preciosos himnos de santa Teresa de Jesús, de san Agustín, de numerosos autores elegidos para incorporar sus obras en la Liturgia de las Horas. Además, nos desvela brevemente, en diez líneas, cómo se imagina a Dios el mismo Karl Rahner y cómo Albert Einstein nos da un sabio consejo para nosotros, los lectores de este libro: «Preocúpate más por tu conciencia que por tu reputación, porque tu conciencia es lo que tú eres y tu reputación es lo que los otros piensan de ti» (p. 49).

A través de este libro es posible entrever que el autor es un hombre despierto y observador, que está atento al lenguaje de Dios en las cosas ordinarias, en las personas y acontecimientos. Por eso es capaz de ofrecer numerosos detalles y experiencias para invitarnos a abrir el oído y la vista y así descubrir la belleza y el sabor de Dios, lo que él llama besos de Dios a medianoche.

No podemos pasar por alto el número 139, donde presenta a san Manuel, el obispo del Sagrario abandonado, recordando su canonización, la gracia carismática y el anuncio eucaristizador de su epitafio. Concluye su obra con la preciosa bendición irlandesa que, desde aquí, también nosotros deseamos para todos los lectores de esta obra y de la revista que tienes en tus manos.

Mª del Valle Camino Gago, m.e.n.
Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: