Saltar al contenido.

Lectura sugerida (mayo 2018)

12 mayo 2018

Artículo publicado en la revista El Granito de Arena de mayo de 2018.

Solitario y solidario

¿Quién no ha pasado por encrucijadas en la vida? ¿Quién no ha sentido inseguridad ante el futuro? Nos gustaría tener clarividencia para saber qué debemos hacer según el plan de Dios para cada uno. A veces no hay respuestas y solo desde la fe en Dios, la confianza en los otros y el valor personal seguimos caminando, dejándonos sorprender por el desafío del día de hoy. Entremos en cada página de El corazón del árbol solitario teniendo la mente y el corazón despiertos.

El corazón del árbol solitario
Autor: José Mª Rodríguez Olaizola, s.j.
Año: 2016
Editorial: Sal Terrae
Páginas: 200 – Precio: 12€

El libro está compuesto por un prólogo de otro jesuita, Mark Raper, ocho capítulos, un epílogo y unas amplias páginas finales de agradecimientos. Contiene un relato apasionado de la historia del jesuita Enrique Figaredo, prefecto apostólico de Battambang, Camboya, conocido por el mundo como Kike, «el obispo de las sillas de ruedas» y se explica ampliamente el por qué de esta denominación.

Su autor
José María Rodríguez Olaizola, jesuita, es conocido por muchos como un gran comunicador por su labor a través de redes sociales, en charlas y, sobre todo, por sus numerosos libros publicados. Al comenzar esta obra, va entrando de tal manera en el interior del lector que uno tiene la sensación de que no quiere que se acabe. Transmite ternura, realismo, amistad, reflexión e interpelación. Es como una historia de amor, donde se entrelazan relatos y la vida cotidiana de esos héroes anónimos, envueltos en debilidad, en vidas rotas que, con una mezcla de fortaleza, provocan pasión y despertar en el entorno.

Camboya es el escenario donde se desenvuelve toda la experiencia de Kike Figaredo, el hombre, el obispo que ha descubierto la huella y el corazón de Dios en cada hermano frágil y roto, sin piernas «por la explosión de minas, enfermedades de polio y otros males» (p. 161), tantos niños sin piernas para caminar y con alas rotas para sobreponerse, movidos por el amor. La historia de Kike nos adentra en esta experiencia camboyana que vive como escuela, donde nadie queda indiferente, por lo que se da y se recibe, por lo que hay y lo que se carece, por el pasado, presente y esperanza de futuro.

Olaizola pudo visitar a Figaredo en Battambarg y allí vio el árbol que ha crecido desde aquella primera semilla plantada años atrás en el corazón de este jesuita misionero, no solo en Camboya sino también entre los campos de refugiados de Tailandia.

Qué es una persona
Si preguntamos al obispo de las sillas de ruedas, qué es una persona, nos dice desde la experiencia: «Saber llevar nuestra porción de silencio y abandono. Saber moverse entre nuestras sombras y carencias. Saber arder, también, cuando en lugar de hoguera somos solo brasa o rescoldo. Saber mantener la proa hacia el horizonte que un día soñó, aún cuando ahora duren más los desvelos. Pero la preocupación, la soledad o los desvelos no lo son todo, ni mucho menos. No hay que hacer demasiado drama de las pequeñas o grandes carencias. No hay que inflar las batallas en que nos vemos envueltos. Que ser persona es aprender a bandearse en la complejidad, a lidiar con las luces y las tinieblas que de vez en cuando nos rodean. La realidad es un baile de movimientos complejos, una danza que conjuga la belleza y el dolor, los problemas y los encuentros» (p. 172). Eso es la vida. Y eso ha aprendido Kike a través de la experiencia del baile camboyano.

Este precioso libro revela algo de la profundidad de una vida escondida y entregada, fuente de alegría y esperanza. Que sus páginas «como semilla de amor compasivo se enraícen en el corazón de los lectores y se conviertan en nuevos y maravillosos árboles» (p. 13), tal como se desea en el prólogo.

Mª del Valle Camino Gago, m.e.n.
Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: