Saltar al contenido

Palabras de santo (julio-agosto 2018). Sembrando granos de mostaza

29 agosto 2018

Artículo publicado en la revista El Granito de Arena de julio-agosto de 2018.

La alegría del sembrador

Dentro del amplio abanico que don Manuel abordó con su pluma, uno de los temas pastorales más desarrollados fue el de la catequesis, y especialmente la catequesis destinada a los más pequeños. Sembrando granos de mostaza, libro publicado en 1931, es un claro ejemplo de ello. Sus páginas recogen anécdotas del mundo de los niños que revelan el alma infantil y proponen modos para cultivarla.Ver en Google Books, Sembrando granos de mostaza (1ª edición, 1931).


En la revista El Granito de Arena nuestro autor dedicó a la pastoral catequética una sección llamada «De mi Catecismo». El libro que hoy comentamos recopila algunos de los escritos que aparecieron en dicha sección. El título se inspira en la parábola evangélica: «El reino de los cielos se parece a un grano de mostaza que uno toma y siembra en su campo; aunque es la más pequeña de las semillas, cuando crece se hace un árbol hasta el punto de que vienen los pájaros del cielo a anidar en sus ramas» (Mt 13,31-32).

Con estos versículos del Evangelio da comienzo el libro. Este se presenta como la segunda serie de Partiendo el pan a los pequeñuelos (1923), con el subtítulo: «Notas del gran mundo de la gente menuda». El plan del libro consta de dos partes: 1) el terreno en que hay que sembrar y 2) cómo hay que sembrar. Según D. Daniel Padilla, las ideas fundamentales son: «a) El elogio de las cosas pequeñas y la grandeza de Dios en lo mínimo y cómo un catequista siembra granos de mostaza y recoge árboles frondosos; b) El alma de los niños es como un terreno virgen y sin explorar, de muy buena calidad. El catequista tiene que llegar primero a ese terreno y realizar una generosa siembra; c) Lecciones de vida, modos de enseñar a los niños a hacer oración ante el Sagrario, así como prepararse para la comunión o la acción de gracias; d) Cuando en un alma sencilla se siembra la fe, se puede esperar una cosecha de paz y gracia» (Fuego en el corazón del mundo. Libro de actas del Congreso Internacional Bto. Manuel González, p. 173).

Al aparecer la primera edición, las páginas de El Granito lo anunciaban con estas palabras: «Es uno de los libros que más interés ha despertado. Apenas salido de la imprenta está haciendo honor a su nombre extendiéndose y propagándose con la rapidez del granito de mostaza, a pesar de ser el más menudo de nuestra Biblioteca, no en su tamaño sino en días de existencia. Los pedidos a la Administración de El Granito de Arena, Plaza de San Francisco, 1 – Málaga» (El Granito de Arena, 5 y 20 de junio de 1931, p. 328). Y los pequeños granitos de mostaza continuaron propagándose hasta alcanzar 4 ediciones (1931, 1938, 1947 y 1957).

¡Todos sembradores!
Dejemos que María de Echarri, una entusiasta lectora de los libros de don Manuel, nos transmita su opinión acerca de esta nueva publicación del santo obispo andaluz: «Había ya su autor, el excelentísimo señor Obispo de Málaga, sembrado en la tierra de las almas granitos de arena, granitos de sal… Había hecho vibrar los corazones de chicos y grandes con sus libros rebosando ternura, ingenio y sobre todo amor, amor a Jesús Eucarístico, al Corazón del Amor divino… Teníamos Mi comunión de María, Qué hace y qué dice el Corazón de Jesús en el Sagrario, Apostolados menudos, Oremos en el Sagrario, etc., etc. El último libro, más último ahora que no podemos saber cuándo ni cómo podrá la pluma fecundísima del virtuoso Prelado producir nuevas páginas de las que se leen sin descanso, porque cuando se ha leído uno de estos granos de mostaza, que exhalan a veces perfume de una piedad ingenua que pone lágrimas en los ojos, y otras perfume y aroma de una gracia que hace sonreír y disfrutar, todo ello encerrado en el jardín de las almas de los niños andaluces, no se contenta el lector con ese solo granito, pide otro, y otro, y más, y hasta que los acaba todos, agradecido desde lo más íntimo de su corazón al ya antiguo conocedor y amador de los pequeños, fundador de las escuelas del Polvorín de Huelva, porque nos ha regalado con ese fruto tan jugoso y tan provechoso, que tanto bien está llamado a hacer, si no es que él, como sus hermanos mayores, ha perecido en el incendio que manos criminales encendieron en el Palacio Episcopal.

En su introducción habla el autor de estos granitos de mostaza de las cosas grandes que hace Dios con cosas chicas, en el orden natural, en el orden sobrenatural, y tiene en este último párrafo frases tan hermosas como éstas: ¿Para qué poner más ejemplos, locuras de rumbo de Dios a favor de las cosas chicas? ¿No es nuestra religión bendita la religión del perenne engrandecimiento y de la eterna glorificación de lo chico, que es el pesebre de Belén, la oscuridad de Nazaret, la Cruz del Calvario, el silencio y el abandono del Sagrario de Jesús, las gotas de lágrimas de los penitentes y portadores de la cruz, de sudor de los Apóstoles, de sangre de los mártires y el aroma como de incienso quemado de tanto sacrificio oculto y no agradecido? (…) El mismo que en su libro Qué hace y qué dice el Corazón de Jesús en el Sagrario escribió una de las páginas más hermosas y consoladoras sobre los sembradores de las almas, insiste en Granitos de Mostaza en la necesidad de sembrar, sembrar sin descanso, sin desalentarse, y nos enseña de qué modo se debe hacer la siembra en los pequeños (…) Que todos cuantos puedan se hagan con el libro… Hoy, que al alma de nuestros niños se la quiere ahogar en un ambiente de indiferencia que se convertirá en uno de impiedad, estos granitos deben de multiplicarse, deben de darse a conocer a los pequeños…

Se me dirá tal vez que si se quemó la edición, basta que se haga otra. Pero, en estas horas de amargura intensa para los que militamos en las filas de Cristo, ¿habrá quien pudiendo se niegue a gastarse unas pesetas en editar de nuevo estos Granitos de Mostaza que reunió el celosísimo Prelado, ausente hoy de su diócesis, sellado con el sello de la persecución y de la cruz, con el solo fin de que se sembrase por toda nuestra patria?» (Escrito para La Gaceta del Norte, de Bilbao, en El Granito de Arena, 20/08/1931, pp. 476-479).

Dichos, hechos y lecciones
En el tercer tomo de las Obras Completas de san Manuel, dedicado a los escritos catequísticos y de liturgia, se incorporan, con el título Dichos, hechos y lecciones, una selección de textos extractados de sus dos libros Sembrando granos de mostaza y Partiendo el pan a los pequeñuelos (OO.CC. III, nn. 4436-4685).

Esta selección de sus mejores páginas catequéticas había sido incorporada, junto con los folletos Todos catequistas y Cartilla del catequista cabal, a la quinta edición del libro de don Manuel La gracia en la educación (1985), con el fin de que el volumen «resulte adecuado instrumento de trabajo a todos los educadores, catequistas y almas comprometidas en la fiel transmisión del mensaje de Jesucristo, Camino, Verdad y Vida», según palabras del autor del prólogo, Dr. Andrés Molina Prieto.

En estas breves pinceladas podemos ver que muchas y valiosas enseñanzas nos transmiten las páginas de pedagogía práctica escritas por nuestro santo obispo catequista. Leyendo Gaudete et exsultate, la última exhortación apostólica del papa Francisco, vemos también mucha sintonía en los mensajes de sus autores. Ambos nos invitan a vivir la fe con paciencia y mansedumbre, alegría y sentido del humor, audacia y fervor, prestando atención a los detalles, en comunidad, en oración constante. Y todo y siempre: ¡a la luz de la lámpara del Sagrario! Queridos lectores: disfrutemos de estas lecturas que la Iglesia nos ofrece, demos gracias a Dios por el don de la fe y ¡buena siembra!

Mª Andrea Chacón Dalinger, m.e.n.
Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: