Saltar al contenido

La liturgia, encuentro con Cristo (marzo 2020)

13 marzo 2020

Artículo publicado en la revista El Granito de Arena de marzo de 2020.

El Evangelio de Mateo en los domingos de Cuaresma

«En la liturgia se ponga gran atención a la proclamación de la Palabra de Dios pues cuando se leen en la Iglesia las Sagradas Escrituras, Dios mismo habla a su Pueblo, y Cristo, presente en su palabra, anuncia el Evangelio» (cf. Sacramentum caritatis, n. 45).


La celebración dominical se identifica, entre otras cosas, por el cursus de la proclamación de la Palabra de Dios durante el ciclo del año. La Iglesia cree en la presencia de Cristo que sigue hablando a su Iglesia por medio de la Palabra proclamada en la celebración de los santos misterios. Actualmente, gracias a la renovación conciliar, tenemos en la liturgia eucarística dominical tres ciclos anuales (A, B y C) de lecturas bíblicas: una riqueza sin parangón en la historia de la espiritualidad litúrgica.

En el ciclo que nos ocupa este año 2020 (A) el Evangelio de Mateo tiene un protagonismo especial. Esto lo vemos, incluso, en el ciclo pascual donde el acento se pone en la lectura del Evangelio de san Juan.

Inicio cuaresmal con san Mateo
El Rito romano adelanta la Cuaresma con el Miércoles de ceniza proclamando cada año el Evangelio de san Mateo con su trípode penitencial (ayunar, orar, compartir, cf. 6,1-6.16-18). La Iglesia se une así, todos los años y durante cuarenta días, al misterio de Jesús en el desierto (cf. Catecismo de la Iglesia Católica, n. 540). La pedagogía eclesial subraya el día sexto o viernes, pero no olvida que el domingo –primer día de la semana– sigue siendo la celebración más importante. Sus domingos reciben el nombre de I, II, III, IV, V de Cuaresma; el VI, comienzo de la Semana Santa, es llamado domingo de Ramos en la Pasión del Señor.

Primera parte de la Cuaresma: los domingos I y II
Cada año, los dos primeros domingos nos muestran los episodios bíblicos de las tentaciones de Jesús y su Transfiguración.

  • 1. Las tentaciones de Jesús en el desierto recapitulan la de Adán en el paraíso y las de Israel en el desierto. El evangelista Mateo presenta a Jesús llevado al desierto por el Espíritu (Mt 4,1 ss.); allí Satanás tienta al nuevo Adán en su obediencia a la misión que el Padre le ha confiado. Cristo resiste anunciando la victoria de su Pasión, en la que su amor filial dará suprema prueba de obediencia (cf. Compendio del Catecismo, n. 106). El domingo I de Cuaresma es el comienzo solemne del venerable sacramento de la observancia cuaresmal anual.
  • 2. En la Transfiguración de Jesús aparece, como en el Bautismo en el Jordán, el misterio de la Santa Trinidad: el Padre en la voz, el Hijo en el hombre, el Espíritu en la nube luminosa (cf. Compendio, n. 110). Junto a Moisés y Elías, Jesús muestra su rostro glorioso (Mt 17,1 ss) revelando un anticipo de su resurrección y de su gloriosa venida, «cuando transfigurará este miserable cuerpo nuestro en un cuerpo glorioso como el suyo» (Flp 3, 21). Es el mensaje de esta teofanía tabórica del II domingo cuaresmal.

Segunda parte de la Cuaresma: los domingos III, IV y V
Para el ciclo A, en los tres domingos siguientes, la renovación litúrgica recuperó la lectura de los Evangelios joánicos de la samaritana, del ciego de nacimiento y de la resurrección de Lázaro (Jn 4,5 ss.; 9,1 ss.; 11,1 ss.). Es el tríptico catecumenal del agua, de la luz y de la vida donde la Iglesia entrega el Credo (símbolo de la fe), el Padrenuestro (oración dominical), y la Palabra (los Evangelios o los Salmos) a los que van a ser bautizados en la Pascua. Si los catecúmenos se encaminan así hacia los sacramentos de la iniciación cristiana (Bautismo, Confirmación y Eucaristía), los fieles cristianos se preparan para renovar sus promesas bautismales. Notemos que, mediada la Cuaresma, Mateo se proclamará en la solemnidad de san José (1,16-18.21.24a).

Tercera parte de la Cuaresma: el domingo VI
El domingo VI de Cuaresma o de Ramos en la Pasión del Señor presenta una doble proclamación evangélica: en la procesión y la Misa.

La lectura previa a la procesión refiere la entrada del Señor en Jerusalén. Mateo destaca la profecía de la Hija de Sión, fusionando textos de Isaías y Sofonías, y la filiación davídica de Jesús (21,1-11).

En la Eucaristía se proclama solemnemente el relato de la pasión del Señor según los Evangelios sinópticos. En este año 2020 lo haremos con la narración de san Mateo (21,1-11; 26,14-27,66) quien, como judío que escribe para una comunidad judeocristiana, insiste en el cumplimiento de las profecías de la Escritura en Jesús de Nazaret, el Mesías Siervo de Yahvé.

Este evangelista agrega algunos elementos propios: las treinta monedas de Judas como precio de la sangre (26,14); el arrepentimiento y muerte del traidor (27,3 ss.; cf. Hech 1,16-20); el sueño de la mujer de Pilato, una pagana intercediendo por el Justo, mientras que su pueblo reclama su muerte (27,19 ss.); el lavatorio de las manos del procurador y la responsabilidad asumida por el pueblo (27,24 ss.); el terremoto y la resurrección de muertos que confieren un alcance cósmico a la muerte del Hijo de Dios (27,51 ss.); el piquete de soldados romanos para la vigilancia del sepulcro (27,62 ss.) y el rumor del robo del cadáver por parte de los discípulos (28,11 ss.).

Toda la narración de la Pasión según san Mateo presenta un relato eclesial y doctrinal insistiendo en el cumplimiento de las Escrituras, en la presciencia de Jesús, en su autoridad y en la obediencia a la voluntad del Padre.

Manuel G. López-Corps, Pbro.

El «Cordero» y el «Maestro»: Cristo Maestro
El aspecto más relevante de la figura de Cristo en el evangelio de Mateo es el de «Maestro» (Mt 7,29). Ese magisterio es asumido por la Iglesia, de una manera especial, en la primera parte del Ciclo pascual que es la Cuaresma. De la respuesta pronta y generosa de Leví Mateo (Mt 9,9) la Iglesia aprende sobre su condición de discípula.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: