Saltar al contenido

Editorial (julio-agosto 2020)

28 septiembre 2020

Artículo publicado en la revista El Granito de Arena de septiembre de 2020.

Mártires / testigos del siglo XXI

La Iglesia de todos los tiempos, pero sobre todo la de los primeros tiempos del Cristianismo, tuvo siempre un especial recuerdo por aquellos que entregaban su vida dando testimonio de su fe. El calendario litúrgico está sembrado de fiestas de mártires surgidos por las persecuciones de los emperadores romanos. Sin embargo, la palabra martirio deriva del griego μαρτύριον que significa testigo. Con el tiempo el martirio fue asociado exclusivamente a una muerte violenta, si bien se refería en la antigua Grecia a todo aquel que daba testimonio de su fe. En las catacumbas, por ejemplo, se refieren los nombres de muchos cristianos fieles a sus creencias, aunque no hubiesen sido asesinados cruelmente por proclamar su fe.

En nuestros días no asociamos instintivamente martirio con testimonio, ni siquiera en la Iglesia. En las canonizaciones, por ejemplo, se llama mártir a quien ha preferido entregar su vida antes que renegar de su fe; pero todos los canonizados han dado claro testimonio de sus creencias, más allá de las circunstancias de su muerte.

No es extraño, por tanto, que el papa Francisco hable de «los santos de la puerta de al lado» en su exhortación apostólica Gaudete et exsultate. Allí afirma que no debemos pensar solo «en los ya beatificados o canonizados. El Espíritu Santo derrama santidad por todas partes, en el santo pueblo fiel de Dios […]. La santidad es el rostro más bello de la Iglesia. Pero aun fuera de la Iglesia Católica y en ámbitos muy diferentes, el Espíritu suscita signos de su presencia, que ayudan a los mismos discípulos de Cristo» (nn. 6. 9).

Nos tocan vivir tiempos de gran incertidumbre. La pandemia ha generado mucho más que enfermedades físicas. Psicológicamente nos ha obligado a demostrar una fortaleza inusual, exponiéndonos al dolor, a la soledad, a la incertidumbre, al temor… incluso a la desconfianza en los demás. Sin embargo, nunca como hoy cobran nueva fuerza las palabras de san Pablo: «para los que aman a Dios todo les sirve para el bien» (Rm 8,28).

¡Sí! Para quienes creemos en Dios la incertidumbre es ocasión propicia para reafirmar nuestra fe en Dios. Para quienes hemos conocido su amor sin límites, la soledad es espacio para el encuentro sereno con Él en la oración. Para quienes nos alimentamos con su cuerpo entregado por amor, es posible aceptar con serena alegría todo tipo de pruebas. Para quienes hemos recibido su Espíritu, que jamás nos abandona, es posible ser sembradores de esperanza en un mundo que parece hundirse en la peor de las tinieblas, la del pesimismo.

¡Sí! Nuestro mundo, nuestra Iglesia, incluso nuestro barrio, están sembrados de vida, paz y esperanza gracias al testimonio/martirio de miles y miles de cristianos a quienes la fe los ha capacitado para ser sal y luz. Y, más aún, cada uno de nosotros estamos llamados a ser testigos (es decir mártires) en nuestros ambientes, en nuestras comunidades, en nuestras familias, junto a los nuestros.

¡Cuánto bien puede hacer el saber escuchar al que sufre! ¡Y cuánto puede costar cuando, posiblemente, nuestras penas sean aún mayores! ¡Qué gran consuelo puede llevar una simple llamada, un WhatsApp, cuando es capaz de mirar el mundo con realismo, es decir, sabiendo ver la verdad completa, siendo capaces de contemplar la mano amorosa de Dios, siempre dispuesta a ayudarnos!

Decía Benedicto XVI que «no se comienza a ser cristiano por una decisión ética […] sino por el encuentro con un acontecimiento, con una Persona, que da un nuevo horizonte a la vida» (DCE 1). Quienes hemos vivido ese encuentro somos los mártires del siglo XXI, los felices testigos del amor de Dios.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: