Saltar al contenido

Iglesia hoy: Sínodo

10 noviembre 2021

Artículo publicado en la revista El Granito de Arena de noviembre de 2021.

Por una Iglesia sinodal

El papa Francisco ha convocado a toda la Iglesia a un itinerario sinodal, que se desarrollará en diversas fases desde octubre de 2021 hasta octubre de 2023. Como indica el Documento preparatorio, «con esta convocatoria el papa invita a toda la Iglesia a interrogarse sobre un tema decisivo para su vida y misión: El camino de la sinodalidad es el camino que Dios espera de la Iglesia del tercer milenio».
El 9 de octubre, en su discurso de inauguración, el santo padre recordó que «el Sínodo no es un parlamento ni un sondeo de opiniones; el Sínodo es un momento eclesial y el protagonista es el Espíritu Santo», ya que ha de ser «un itinerario de discernimiento espiritual efectivo para colaborar mejor con la obra de Dios en la historia».

Para ser dóciles a la acción del Espíritu Santo, que «nos guía hacia donde Dios quiere», señaló la importancia de la adoración, exclamando: «¡Cuánto nos hace falta hoy la oración de adoración!». Y reiteró: «Invoquemos al Espíritu con más fuerza y frecuencia, y dispongámonos a escucharlo con humildad, caminando juntos, tal como Él desea, es decir, con docilidad y valentía».

Al día siguiente, 10 de octubre, el papa presidió la Eucaristía en la basílica vaticana. En su homilía, de nuevo exhortó a «dar espacio a la adoración, a lo que el Espíritu quiere decir a la Iglesia». Asimismo, se ha de «favorecer el encuentro entre nosotros» y «caminar juntos en la misma dirección», pues «todo cambia cuando somos capaces de encuentros auténticos con Él y entre nosotros». E insistió en que «hacer Sínodo es ponerse en el mismo camino del Verbo hecho hombre, es seguir sus huellas, escuchando su Palabra junto a las palabras de los demás».

Concluyó su homilía alentando con estas palabras: «Que podamos ser peregrinos enamorados del Evangelio, abiertos a las sorpresas del Espíritu Santo. No perdamos las ocasiones de gracia del encuentro, de la escucha recíproca, del discernimiento. Con la alegría de saber que, mientras buscamos al Señor, es Él quien viene primero a nuestro encuentro con su amor».

Como obispo de Roma, el pasado 18 de septiembre, el papa se reunió con sus diocesanos y les recordó un factor que no se ha de olvidar: «Siempre habrá discusiones, gracias a Dios, pero las soluciones deben buscarse dando la palabra a Dios y a sus voces en medio de nosotros; rezando y abriendo los ojos a todo lo que nos rodea; viviendo una vida fiel al Evangelio; interrogando a la Revelación según una hermenéutica peregrina que sepa custodiar el camino iniciado en los Hechos de los Apóstoles», signo de un desarrollo que avanza en continuidad, sin rupturas, ya que «la fidelidad a la tradición no consiste en venerar las cenizas, sino en custodiar el fuego», el fuego del Espíritu.

Por último, les manifestó su deseo de que en este Sínodo todo pueda expresarse así: «Hemos decidido el Espíritu Santo y nosotros» (Hch 15,28), fruto del continuo diálogo entre todos bajo la acción del Espíritu Santo.

Ana Mª Fernández Herrero, m.e.n.

Oración de invocación al Espíritu Santo
Estamos ante ti, Espíritu Santo, reunidos en tu nombre.
Tú que eres nuestro verdadero consejero:
ven a nosotros, apóyanos, entra en nuestros corazones.
Enséñanos el camino, muéstranos cómo alcanzar la meta.
Impide que perdamos el rumbo como personas débiles y pecadoras.
No permitas que la ignorancia nos lleve por falsos caminos.
Concédenos el don del discernimiento, para que no dejemos
que nuestras acciones se guíen por perjuicios y falsas consideraciones.
Condúcenos a la unidad en ti, para que no nos desviemos
del camino de la verdad y la justicia, sino que en nuestro
peregrinaje terrenal nos esforcemos por alcanzar la vida eterna.
Esto te lo pedimos a ti, que obras en todo tiempo y lugar,
en comunión con el Padre y el Hijo por los siglos de los siglos. Amén.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: